miércoles, 13 de agosto de 2014

Museo de la Guerra Fría / Base de misiles de Plokštine


Zemaitijos National Park - Plateliai Visitor Centre
Plungės - Lituania


http://www.zemaitijosnp.lt/en/the-cold-war-exposition/

http://coldwarsites.net/country/lithuania/plokstine-missile-base-museum-of-cold-war

Es un museo único y estremecedor, aunque puede defraudar. Y por ello exige una reflexión.
Se trata de una antigua base de lanzamiento de misiles rusa instalada en Lituania. Una base construida en los años más duros de la guerra fría para cohetes de
corto y medio alcance armados con cabezas nucleares y que apuntaban a Alemania, Gran Bretaña, Noruega y España.

Cohetes relativamente rudimentarios, de cerca de 30 m de altura, ocultos en silos
construidos bajo tierra, con todas las instalaciones de control de lanzamiento, carga de combustible líquido, comunicaciones, autodefensa frente a un ataque nuclear... y rodeados del más absoluto de los secretos.

Una zona natural, hoy un
parque nacional, con vegetación boscosa fue el lugar elegido para la base de misiles. Una pieza del sistema soviético que sostenía la política de disuasión nuclear que oriente y occidente habían establecido como base para un equilibrio del terror que contenía a unos frente a otros.

Las conversaciones de desarme nuclear empezaron por reducir el arsenal de misiles de corto y medio alcance próximos a la frontera entre Rusia y occidente y con el mismo secreto que se construyó la instalación de Plokštine se desmanteló y se retiraron los materiales
ultra secretos con que se había dotado la base. Mas tarde, ladrones en busca de cables y piezas de chatarra contribuyeron a borrar las huellas de lo que había sido el lugar, hasta que intervino es estado y convirtió la base en un museo.

El Museo de la Guerra Fría es un museo testimonial al horror y al despropósito humano. No quedan misiles, ni pantallas, ni el famoso botón con llave que debían apretar al mismo tiempo dos personas para que no fuera solo una quien ejecutara la
decisión de desencadenar la locura. Pero los silos, las grandes tapas en la superficie del suelo, y los pasillos subterráneos con puertas metálicas a prueba de explosiones se mantienen y guardan una importante información
sobre la época y sobre el peligroso modo basado en el terror que las grandes potencias implantaron para mantener la paz.

Terminada la época de la guerra fría, y quién sabe si en el umbral de una versión más actualizada
de las mismas tensiones que enfrentaron hace unas décadas oriente y occidente, la vieja base de Plokštine no deja indiferente a quienes la visitan y resulta un alivio verla, despojada de sus poderosas armas, como el testigo de una época que concluyó.

Leer más…

martes, 15 de julio de 2014

Glacier Skywalk


Columbia Icefield Discovery Center
Icefield Parkway - Banff - Alberta
Canadá

http://www.brewster.ca/rocky-mountains/

Canadá se ha sumado a quienes han hecho de la ingeniería y la arquitectura el medio para mostrar la naturaleza desde otros puntos de vista, desde perspectivas que eran antes imposibles y que permiten ahora
sorprenderse y maravillarse con comodidad y sin riesgo.

Los Icefields son una región en las Montañas Rocosas donde predomina el hielo y la nieve durante la mayor parte del año. El glaciar Athabasca, una enorme
superficie helada accesible mediante pesados vehículos, era hasta ahora la gran atracción del lugar para los visitantes. A sus pies el lago Sunwapa da nombre al valle por el que discurren las aguas del deshielo  del glaciar. Un valle que se transforma en un cañón cuando entra por el estrecho corredor que encuentra entre las montañas

Una atrevida obra de ingeniería ha  sido precisa para construir una pasarela sujeta a la pared del cañón, que se ha inaugurado en mayo del 2014. Se trata de un pasillo, con estudiados elementos arquitectónicos que refuerzan la impresión
de una obra fuertemente innovadora.  Por ella los visitantes pueden andar en la altura y recorrer un tramo del Sunwapa Valley.

Las vistas son magníficas y caminar sobre el corredor, con continuos paneles de información sobre la naturaleza y las
particularidades del lugar, es tan agradable como sorprendente. Aunque la sorpresa mayor se reserva para el final del recorrido, cuando la pasarela se separa de la pared de roca en la que se apoya y vuela en semicírculo sobre el vacío para
ofrecer una vista de pájaro sobre el fondo del cañon y sobre los alrededores. Aquí el suelo de madera cambia por un suelo transparente de cristal que invita a los paseantes a la aventura de atreverse a volar sobre las inquietas aguas del río que discurren al fondo.

Si los Icefields eran una importante atracción para quienes visitaban las Montañas Rocosas del Canadá, ahora el nuevo Glacier Skywalk añade una razón más poderosa  que nunca para detenerse y disfrutar de la emoción de un paseo verdaderamente insólito.

Leer más…

viernes, 20 de junio de 2014

National September 11 Memorial Museum


Lower Manhattan - Nueva York
Estados Unidos


www.911memorial.org/

Con una vida relativamente corta, si se compara con la de las principales capitales europeas, Nueva York ha sabido encumbrar sus propios monumentos, ennoblecerlos y crear en torno a ellos una sólida memoria de sobre su historia reciente.


La tragedia del 11S no podía cerrarse sin un recuerdo que se convirtiera en un poderoso polo de atracción para todos los que visitan la ciudad y en un homenaje permanente a las víctimas. Desde el pasado
mayo (2014) el National September 11 Memorial Museum es una realidad y uno de los lugares imprescindibles para quienes quieran penetrar en el alma de la Gran Manzana, con su enorme vitalidad, su desbordante energía y también con sus tragedias.

El nuevo monumento en memoria del 11 S ha sido el resultado de una cuidadosa reflexión y pretende ser un recuerdo sereno y al mismo tiempo expresivo de la gran catástrofe. El espacio ocupado por las famosas torres gemelas permanece sin construir, llano,
tratando de mantener el vacío que dejó el colapso de ambos edificios y creando un espacio para el sosiego. Dos fuentes, en realidad dos fosos de formas cuadradas se hunden en el suelo en el lugar exacto que
ocupaban cada una de las torres y dejan fluir una cortina de agua que se pierde en el subsuelo como se perdieron vidas e ilusiones.

Y entre ellas se levanta  un edificio de cristal de caras facetadas en el que algunos ven una brillante
joya que expresa el valor de la esperanza y del sacrificio de la ciudad entera y de sus ciudadanos. Paredes transparentes en unas partes, reflectantes en otras, con lineales y opacas en otras más crean un volumen de geometría irregular
que sugiere tanto el descalabro resultante del atentado como la capacidad de sobreponerse a él y dominar sus consecuencias.  Y que quiere ser una transición entre mundos opuestos, entre la superficie iluminada por la luz del sol
y el subsuelo de luces tenues donde se alberga el museo, entre el orden que preside la plaza ajardinada y la dureza que transmite el interior con los dos enormes pilares metálicos rescatados de los edificios en ruinas, entre el bullicio de la vida ciudadana que se desarrolla en la
superficie y el sobrio ambiente de respeto con que el museo rinde homenaje a las víctimas.

El National September 11 Memorial Museum no es un monumento más. Para Nueva York ya es parte de su historia más sentida y para los viajeros una visita obligada si desean acercarse al corazón de la ciudad.

Leer más…

miércoles, 14 de mayo de 2014

Colección de Arte Africano de la Fundación Alberto Jiménez-Arellano Alonso


Palacio de Santa Cruz - Valladolid - España

www.fundacion.jimenez-arellanoalonso.una.es


Una colección de arte africano sorprendente porque se encuentra en Valladolid, en una ciudad que no puede ser más castellana y quizás por ello también una colección poco conocida. Y sin embargo excepcional porque reúne uno de los conjuntos de terracotas africanas más importantes
del mundo.

¿Por qué Valladolid? Porque su universidad apostó por esta colección magnífica y ofreció a la fundación Alberto Jiménez-Arellano un espacio en el histórico palacio de Santa Cruz. La inauguración se produjo hace diez años, pero la exposición ha ido creciendo con obras soberbias y únicas y haciéndose cada vez más interesante.

El número de piezas expuestas no es abrumador. Es más bien pequeño. Pero por su calidad, su variedad, su rareza y su origen es quizás el conjunto expuesto al público mejor del mundo. El plato fuerte está en las terracotas de las culturas subsaharianas
procedentes sobre todo de las cuencas de los ríos Níger y Congo. Terracotas que van desde el siglo V a.C. hasta épocas mucho más recientes y que impresionan por su belleza y por la sensibilidad de los artistas que las ejecutaron.

Junto a las terracotas, se exponen piezas igualmente importantes de temáticas distintas. Entre ellas el conjunto denominado Reino de Oku llama sumamente la atención. Pone el acento en la espiritualidad africana, en ese culto, todavía vivo, a una
naturaleza cuyas fuerzas dominan el mundo de los vivos. Pocas ocasiones hay de contemplar los elementos tan diversos y ricos que nutren la misteriosa y secreta conexión entre el mundo oculto de la magia y de los dioses y el mundo envuelto en sombras
de los humanos. Como pocas ocasiones hay también de ver un diploma oficial, expedido por el gobierno, que da fe de las habilidades curativas de un mago practicante de la 'medicina tradicional'.

La Colección de Arte Africano de la Fundación Alberto
Jiménez-Arellano Alonso es una sorpresa y es una iniciativa de primer nivel que disfrutarán todos quienes sientan interés por el arte y las culturas africanas.

Leer más…

jueves, 10 de abril de 2014

Parrish Art Museum


279 Montauk Highway Water Mill - (Southampton)
NY 11976 - EE.UU.

http://parrishart.org

Nueva York reclama de tal modo la atención que oscurece cualquier cosa que ocurra en sus alrededores. Y sin embargo ocurren cosas.

El Parrish Art Museum lo creó un mecenas enamorado del arte
italiano y del renacimiento y lo instaló en Long Island, en un área de veraneantes adinerados. Allí vivió e incluso malvivió el museo hasta que mucho más tarde alguien tomó las riendas y decidió modernizarlo y ampliarlo prestando especial atención a la obra de los numerosos artistas que habían hecho de Long Island su lugar de residencia y de trabajo.

Compraron un espacioso terreno, intervinieron en él para restaurar el paisaje de pradera que siempre había tenido y encargaron a los famosos Herzog & de Meuron un edificio moderno y funcional para alojar la colección y efectuar exposiciones
temporales. El resultado es llamativo por su contenida discreción. Dos largas galerías en paralelo unidas por un pasillo central, de una simplicidad puritana componen el interior, luminoso, con ventanas  al cielo y aberturas puntuales
al entorno para no perder de vista el paisaje. Y todo ello, rodeado de un gran porche y cubierto por una ligera lámina de acero que forma los tejados. Dicen los arquitectos que quisieron inspirarse en el espacio de los estudios de los artistas y lo cierto es
que han creado un edificio y un ambiente realmente singular.

La colección del museo es de gran interés. Representa una mirada al arte contemporáneo norteamericano desde final del XIX bajo la influencia
de los paisajes y la vida en Long Island y la de Nueva York con su constante ir y venir de grandes figuras y de las más variadas tendencias. Los visitantes de Nueva York tienen con este museo un buen argumento para salir de Manhattan y conocer otros lugares.

Leer más…

lunes, 24 de marzo de 2014

Museo Jumex


Bulevar Miguel de Cervantes Saavedra 303, colonia Nuevo Polanco
Ciudad de México - México

www.museojumex.org/‎


Fuera del centro, en los barrios que se desarrollaron al amparo de las oficinas y los edificios de las grandes empresas, se han instalado iniciativas culturales de gran calado. Quienes visiten Ciudad de México deberán salir de los
caminos trillados para acercarse al nuevo Museo Jumex.

El museo, abrió sus puertas hace muy pocos meses justo al lado del imponente edificio del nuevo Museo Soumaya. Más concentración imposible y mejor ejemplo de la apuesta de los grandes actores ciudadanos por la cultura tampoco.


Jumex se dedica a la fabricación de zumos y disponía ya de una importante galería de arte. Para afianzarse en el terreno cultural encargó a David Chipperfield, un edificio entero, pensado "como un sitio único para fomentar el
descubrimiento, la reflexión y el aprendizaje del arte contemporáneo". En medio de construcciones de gran tamaño, Chipperfield optó por un edificio moderno y modesto al mismo tiempo, que llama la atención, pero discretamente, y que acerca al visitante a un
ambiente más sosegado que el que lo rodea, envuelto en actividad y en prisas. El museo, por su volumen y por sus líneas, apuesta por una atmósfera de tranquilidad.

¿Y cuál es su contenido? En primer lugar el museo ofrece un amplio
calendario de exposiciones temporales del mayor interés. Pero sus cimientos se basan, en una importante colección, la que reunió el empresario Eugenio López Alonso, considerada como una de las más grandes, dedicada al arte contemporáneo, de Latinoamérica. Entre los artistas expuestos están Jeff Koons, Donald Judd, Fred Sandback, Damien Hirst o Thomas Ruff, y también nombres mexicanos como Gabriel Orozco o el urbanista y arquitecto Eduardo Terrazas.

Nuevo museo, nuevos atractivos para Ciudad de México y una nueva excusa para acercarse a la capital mexicana.

Leer más…

miércoles, 22 de enero de 2014

Puzzling World


Wanaka - Nueva Zelanda

http://www.puzzlingworld.co.nz

Una cosa es lo que cada cual ve y otra lo que le muestra su cerebro. El cerebro está entrenado para corregir las imágenes, interpretarlas, reconocerlas y darles sentido. Pero por eso mismo, porque lo suyo es procesar información,
puede ser manipulado en este proceso y generar resultados engañosos.

Un centro de ocio en Wanaka -en la isla del sur- se ha ocupado de construir a gran escala esos escenarios que llevan al cerebro a confundirse y a mostrar como si fueran reales cosas que los ojos
no ven. Objetos con los relieves imposibles, habitaciones donde lo que hay en su interior cobra dimensiones irreales, lugares donde personas y cosas no se sostienen en vertical sino inclinadas ... Todo un juego de apariencias y de engaños se hacen realidad y permiten pasar un buen rato jugando entre el asombro y la sorpresa.


En el exterior, el laberinto, que se anuncia como 3D y que además de complicados pasillos tiene puentes para pasar de unos a otros, añade más ocasiones que ponen a prueba las dotes de memoria, de cálculo y de orientación de cada cual para salir de su embrollo.

Pero el entretenimiento no termina ahí. Una gran sala dotada de mesas y de sillas permite a quienes acuden al lugar ejercitarse con los numerosos juegos de inteligencia que se ofrecen a los que quieran pasar un buen rato. Puzles
de los tipos más ingeniosos, piezas de complicado encaje para construir figuras imprevistas, objetos para montar y desmontar de apariencia imposible ocupan el tiempo de los visitantes que empiezan probando y terminan embobados, apurando
toda su capacidad lógica y acabando por pedir socorro a los monitores -que no siempre pueden con la dificultad que se les plantea y acaban por recurrir a la ayuda de un ordenador.

Quienes deseen probar una atracción cuya adrenalina no tiene su origen en un vértigo físico sino mental, encontrarán en Wanaka el mejor modo de hacerlo y de disfrutar con ella más de lo que se imaginan.

Leer más…