martes, 7 de abril de 2015

Corning Museum of Glass


1 Museum Way, Corning NY 14830
Estados Unidos

www.cmog.org

Corning es uno de los grandes fabricantes de cristal. De cristal clásico y del que se utiliza en aplicaciones de las tecnologías más avanzadas. Junto a sus instalaciones industriales, en el estado de Nueva York, ha creado un museo
dedicado al cristal que es, quizás, el más importante del mundo y que acaba de inaugurar una ala dedicada en exclusiva a piezas de diseño y arte contemporáneos.

El cristal, y más aún el moderno, no es un material que suela
ocupar grandes espacios en los museos convencionales ni tampoco en el interés de quienes los visitan. Y sin embargo es un material espléndido cuya ductilidad y capacidad para jugar con la luz ha dado lugar a lo largo de la historia a piezas de una sensibilidad extrema.

El ala nueva del museo Corning expresa esa fuga hacia la perfección y hacia la ligereza que el cristal representa mejor que cualquier otra materia. Los edificios que componen el museo y los que lo acompañan son por sí mismos obras relevantes en la
arquitectura de cristal. Pero el ala nueva no ha apostado por la transparencia sino por la veladura de un blanco impoluto y en un diseño de geometría estricta y mínima que refleja secreta la grandeza de lo sutil.

El interior de esta nueva
ala ha cuidado la iluminación de forma exquisita para crear una atmósfera limpia y transparente donde los matices de luz de las obras expuestas resaltan a la perfección.

Pero un museo tan cuidado no está hecho sólo para
la contemplación. A su lado se levanta una gran estructura para la fabricación de vidrio soplado que permite presenciar el trabajo real que convierte la pasta fundida en piezas terminadas. Y el museo ofrece también a los visitantes la posibilidad
de gozar de la experiencia de fabricar el propio cristal en talleres especialmente preparados para ello.

La visita al Corning Museum of Glass obliga a salir de la ciudad de Nueva York. Ese puede ser un pequeño
inconveniente. El museo se encuentra a cuatro horas y media en coche de la Gran Manzana, en el camino hacia las cataratas del Niágara. Es verdad que está un poco lejos, pero merece la pena llegar hasta él para conocer una colección y unas instalaciones únicas en el mundo.

Leer más…

jueves, 26 de febrero de 2015

The Boomslang - Kirstenbosch National Botanical Garden


Ciudad del Cabo - África del sur

www.sanbi.org/gardens/kirstenbosch/tree-canopy-walkway


Debe ser que pasear a la altura de las copas de los árboles nos trae recuerdos de nuestros más viejos ancestros o nos acerca a la sensación de volar. Lo cierto es que la construcción de pasarelas elevadas, a la altura de las ramas de
los árboles, en medio de la naturaleza se ha convertido en una especie de moda y desde luego en una fuente de experiencias nuevas y de lo más estimulantes.

Le toca ahora el turno al Jardín Botánico de Ciudad del Cabo, que se
Le toca ahora el turno al Jardín Botánico de Ciudad del Cabo, que se declara 'el jardín más bello de África'. No le hacía falta al  Kirstenbosch National Botanical Garden pasarela alguna para llamar la atención del
visitante y ofrecerle un espléndido entretenimiento. Situado al pie de las pendientes de la extraordinaria Table Mountain y magníficamente cuidado, ofrece una amplia variedad de plantas de todo tipo y de ambientes naturales que ayudan a comprender de
qué hablamos cuando se dice que África del Sur es uno de los países con mayor variedad de especies del planeta.

Por si eso no fuera suficiente se ha abierto a los visitantes una pasarela elevada que arranca al nivel de las ramas bajas
de los árboles y asciende por encima de las copas para dar una perspectiva completa del entorno natural. No es una intervención enorme que cause conflicto con el mundo vegetal. Consiste en una senda que serpentea apoyada en el suelo por discretos apoyos y tratada para
que musgos, líquenes y plantas se agarren a ella y la reconozcan como algo propio.

Su longitud es discreta, alrededor de 130 m pero es más que suficiente para tener la sensación de moverse cerca del cielo y para asegurar que no resulta invasiva en un lugar con tanto encanto como el Kirstenbosch National Botanical Garden.

Leer más…

lunes, 26 de enero de 2015

Museo del Diseño y Encants Vells

Plaça de les Glòries
Barcelona - España

www.museudeldisseny.cat
www.encantsbcn.com

Un nuevo polo de interés reclama la atención con fuerza en Barcelona. Y la reclama por dos motivos distintos e importantes ambos.

En la plaza de las Glorias se han inaugurado muy
recientemente las nuevas instalaciones de los Encants vells y el Museo del Diseño. Pero vayamos por partes.

Los Encants ha sido tradicionalmente un mercado de viejo instalado de forma
precaria sobre un solar con poco más que suelo y una valla que lo rodeaba. Ha cumplido cien años de existencia y es en Barcelona un verdadera institución. A pesar de lo cual era poco conocido fuera de la ciudad y tenía el
aspecto de quedarse como una reliquia. Pequeños tenderetes, por llamarlos de alguna manera, con artículos de viejo, resultado de desescombros, de ventas de saldo y de naufragios varios compartían la oferta con modestas chamarilerías y algún anticuario, al aire libre casi todos.

Pero las cosas cambian y a veces lo hacen con rotundidad y acierto. Ahora un aireado edificio, sin paredes que cierren las fachadas, con suelos en forma de rampas y varios niveles de altura ha sustituido al antiguo solar. El techo
es auténticamente espectacular por su terminación en espejo, un espejo enorme articulado en facetas de inclinación distinta y que reflejan la animada actividad de cuanto ocurre a sus pies. Gente, tiendas y puestos de lo más diverso y algún bar con vistas espléndidas en las plantas más elevadas ofrecen una diversión asegurada y alguna ganga también para los aficionados a las compras.

Al lado, se levanta el edificio que los barceloneses han bautizado como la grapadora. Es el nuevo Museo del Diseño, un museo creado con al menos dos objetivos. Uno, poner de relieve los resultados
de esa vocación innovadora que Barcelona ha sentido como propia desde antiguo y que se ha traducido en muebles, objetos de consumo, ropa, carteles... Y otro reunir colecciones dispersas que habían
quedado descolgadas del circuito de museos de la ciudad. El resultado ha vuelto en este caso a ser excelente dando lugar a un espacio cultural interesante y muy entretenido a la vez.

Cien metros escasos separan ambas
iniciativas, vecinas además de la llamativa Torre Agbar (Jean Nouvel)  con aspecto de cohete ahuevado cuyo perfil señala en el horizonte esa zona de desarrollo urbano y sabor tecnológico que se conoce como Barcelona 22@. Una zona que reclama la atención y que refuerza ahora los motivos para visitar Barcelona.

Leer más…

viernes, 26 de diciembre de 2014

Mirador de Quilotoa


Quilotoa - Cotopaxi - Ecuador


http://www.turismo.gob.ec/

De acuerdo, se trata de una obra menor. Nada que ver con los proyectos detrás de los cuales están los estados, los poderosos museos del más alto nivel o las fortunas de los grandes coleccionistas.

Se trata, en este caso, de un humilde mirador
de madera, diseñado, eso sí, por renombrados arquitectos ecuatorianos. Pero merece la pena hablar de él porque da pie a hacer referencia también a Quilotoa, una atracción en los Andes de Ecuador, poco frecuentada porque cae a trasmano y los viajes acostumbran a evitar los largos rodeos.

Merece la pena visitar Quilotoa. Se trata de un pueblo pequeño. Pero lo importante es el lago que reposa en la caldera de un volcán cuya lámina circular de agua se contempla en una hondonada a los pies de la población. El espectáculo es fantástico
y permite gozar de cerca de esa poderosa combinación que son las montañas en el altiplano, la dura arquitectura rocosa construida por los volcanes y el agua que brota de manantiales alimentados por las nieves y que encuentra refugio en cráteres
y en el fondo de los valles.

El camino hasta Qilotoa es ya del mayor interés. Cuando abandona la casi infinita Panamericana, la carretera se abre paso por valles y asciende por la ladera de empinados montes. Todo aparece
cultivado en los llanos y en parcelas inverosímiles que trepan hasta lo más alto de las montañas. Todo es labor de comunidades indígenas que se agrupan en pequeños pueblos llenos de carácter.

El mirador de madera, sobre el cráter convertido en lago, de Quilotoa es también patrimonio de la comunidad indígena shalalá. Ellos lo mantienen y cuidan de su funcionamiento bajo unas condiciones climáticas severas.  El mirador en cuestión es como un trampolín. Si contemplar el lago y el horizonte de montañas que lo envuelve desde el balcón de tierra en el que se asienta el pueblo era ya un espectáculo, verlo ahora en suspensión y con una simple barandilla de cristal resulta más emocionante todavía.

La altura de Quilotoa sobre el nivel del mar -casi 4.000m- es considerable. Quienes no teman al cansancio podrán además, desde el mirador, descender por el talud de cráter hasta tocar el agua y presumir de haber estado en un lugar mágico, de una belleza singular.

Leer más…

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Destilería de Bombay Sapphire


Laverstoke - Hampshire
Inglaterra



Dios nos libre de fomentar los malos hábitos, pero la moda es la moda y toca hablar del gin tonic, o al menos de uno de sus componentes: el gin.

Bombay Sapphire, la ginebra azul de Bacardi, ha renovado sus instalaciones por todo lo
alto y se ha hecho un hueco en las visitas a tener en cuenta para quienes viajan el Reino Unido.

Las viejas destilerías se construyeron en forma de edificios de ladrillo rojo tal como correspondía en época victoriana. Pero las
cosas han cambiado y es el futuro lo que vende, más que el pasado. Un futuro, además, ecológico y con el aroma de una ética distinta. El artífice del cambio ha sido Heatherwick, uno de los arquitectos más importantes de Inglaterra. En su haber
cuenta con el pabellón de  la Gran Bretaña en la expo de Shanghai y con el diseño del pebetero de los JJ.OO. de Londres.  Pero lo que cuenta es la filosofía y el resultado estético, porque ahora no hay arquitectura si no hay espectáculo.

Los viejos edificios de la destilería se han restaurado y se han puesto de punta en blanco, aunque la gran novedad son dos edificios de cristal, de formas onduladas, a modo de invernadero. Es lo más llamativo para los visitantes y, además, es el lugar perfecto
donde cultivar las plantas que servirán para aromatizar la ginebra. Unas plantas de origen mediterráneo o tropical que requieren un clima cuya temperatura suministra el proceso de la destilación de la ginebra y por tanto no consume, sino que
aprovecha recursos que antes se perdían.

Para el espectador la imagen es teatral y algo inquietante, porque el calor llega a los nuevos edificios mediante lo que parecen unas extrañas raíces que salen de una de las ventanas de la vieja destilería y se van
expandiendo hasta definir el espacio de los grandes volúmenes acristalados.

Si la ginebra está de moda, la visita a una destilería clásica que ha querido modernizarse y que abre sus puertas a los curiosos puede ser una idea excelente. Bombay Sapphire ha sabido ponerse en primera línea y merece que se le preste atención.

Leer más…

viernes, 3 de octubre de 2014

Markthal Rotterdam


Binnenrotte
Róterdam - Holanda

markthalrotterdam.nl


¿Arquitectura de puro espectáculo o arquitectura al servicio de la gente para hacer las ciudades más variadas, estimulantes y divertidas también?

Sin duda se trata de lo segundo aunque lo primero está asegurado
y la obra va a contra corriente de la idea del 'small is beautiful'. En Róterdam acaba de abrir un mercado de la alimentación que pasaría desapercibido para cualquier viajero. Y sin embargo está llamado a imponerse como parada obligada, más que por su tamaño -que es enorme-, por su arriesgada concepción. Y por lo llamativo del resultado del que se puede decir cualquier cosa menos que pasa desapercibido.

Para describirlo de alguna manera, se trata de un gran arco cuyos gruesos muros son habitables o de un gran túnel en un edificio que quisiera ser cilíndrico.  Es cierto que el tamaño llega a preocupar a cualquiera que piense que las ciudades deben ser humanas, pero hay
que reconocer que el interior es un gozo. Toda la creatividad se ha volcado en él para lograr un espacio alegre y sorprendente. Para conseguir un lugar destinado al ocio, lleno de color y abierto a la fantasía donde comprar y disfrutar, también, de los
caprichos del paladar, que son muchos porque, arquitectura aparte, el mercado es excelente.

El Markthal Rotterdam aspira a animar la vida urbana y a hacerla más grata y menos gris. Róterdam, muy próximo a La Haya, destacaba por
tener el puerto más grande de Europa y el segundo del mundo. Ahora, con el nuevo mercado gana en atractivo para cualquiera que visite la ciudad.

Leer más…

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Imperial War Museum - London

Lambeth Road - London SE1 6HZ
Reino Unido


http://www.iwm.org.uk/


Suenan noticias de guerra en demasiados lugares como para no hacerles un hueco, esta vez como valioso punto de interés, en una visita a Londres.

Los museos militares acostumbran a ocupar el último puesto en la lista de prioridades de
cualquier viajero. El tema no suele atraer a quienes no son especialistas en estos asuntos y las instalaciones no alcanzan, salvo excepciones, el nivel de las de los museos orientados al arte y la cultura.

El caso es que el Reino
Unido, como buen imperio, ha tenido una larga tradición militar. Además, con un ejército profesional,  tuvo que engrandecer los hechos de armas para atraer a los ciudadanos al oficio de la guerra. Finalmente, acontecimientos históricos como el centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial hacen inevitable que se eche una mirada a la guerra como parte del pasado y como materia para la reflexión.

El Imperial War Museum de Londres ha estado cerrado para emprender una importante renovación, disponer nuevas galerías dedicadas a la Guerra del 14 y crear un atrio espectacular del que penden aviones, misiles y demás artilugios bélicos
Todo para poner al visitante en contexto sobre la magnitud de recursos y el poder puestos en juego en los enfrentamientos armados.

Armamento pesado de todas clases y menos pesado, una buena documentación y objetos
diversos para recrear escenas y tiempos de guerra son ahora un nuevo aliciente para cualquier visita a Londres. El museo se sitúa en la otra orilla del Támesis -la misma que la New Tate-, ocupa el edificio de un antiguo hospital y la obra de remodelación ha corrido a cargo del celebrado Foster.

Leer más…