miércoles, 5 de noviembre de 2014

Destilería de Bombay Sapphire


Laverstoke - Hampshire
Inglaterra



Dios nos libre de fomentar los malos hábitos, pero la moda es la moda y toca hablar del gin tonic, o al menos de uno de sus componentes: el gin.

Bombay Sapphire, la ginebra azul de Bacardi, ha renovado sus instalaciones por todo lo
alto y se ha hecho un hueco en las visitas a tener en cuenta para quienes viajan el Reino Unido.

Las viejas destilerías se construyeron en forma de edificios de ladrillo rojo tal como correspondía en época victoriana. Pero las
cosas han cambiado y es el futuro lo que vende, más que el pasado. Un futuro, además, ecológico y con el aroma de una ética distinta. El artífice del cambio ha sido Heatherwick, uno de los arquitectos más importantes de Inglaterra. En su haber
cuenta con el pabellón de  la Gran Bretaña en la expo de Shanghai y con el diseño del pebetero de los JJ.OO. de Londres.  Pero lo que cuenta es la filosofía y el resultado estético, porque ahora no hay arquitectura si no hay espectáculo.

Los viejos edificios de la destilería se han restaurado y se han puesto de punta en blanco, aunque la gran novedad son dos edificios de cristal, de formas onduladas, a modo de invernadero. Es lo más llamativo para los visitantes y, además, es el lugar perfecto
donde cultivar las plantas que servirán para aromatizar la ginebra. Unas plantas de origen mediterráneo o tropical que requieren un clima cuya temperatura suministra el proceso de la destilación de la ginebra y por tanto no consume, sino que
aprovecha recursos que antes se perdían.

Para el espectador la imagen es teatral y algo inquietante, porque el calor llega a los nuevos edificios mediante lo que parecen unas extrañas raíces que salen de una de las ventanas de la vieja destilería y se van
expandiendo hasta definir el espacio de los grandes volúmenes acristalados.

Si la ginebra está de moda, la visita a una destilería clásica que ha querido modernizarse y que abre sus puertas a los curiosos puede ser una idea excelente. Bombay Sapphire ha sabido ponerse en primera línea y merece que se le preste atención.

Leer más…

viernes, 3 de octubre de 2014

Markthal Rotterdam


Binnenrotte
Róterdam - Holanda

markthalrotterdam.nl


¿Arquitectura de puro espectáculo o arquitectura al servicio de la gente para hacer las ciudades más variadas, estimulantes y divertidas también?

Sin duda se trata de lo segundo aunque lo primero está asegurado
y la obra va a contra corriente de la idea del 'small is beautiful'. En Róterdam acaba de abrir un mercado de la alimentación que pasaría desapercibido para cualquier viajero. Y sin embargo está llamado a imponerse como parada obligada, más que por su tamaño -que es enorme-, por su arriesgada concepción. Y por lo llamativo del resultado del que se puede decir cualquier cosa menos que pasa desapercibido.

Para describirlo de alguna manera, se trata de un gran arco cuyos gruesos muros son habitables o de un gran túnel en un edificio que quisiera ser cilíndrico.  Es cierto que el tamaño llega a preocupar a cualquiera que piense que las ciudades deben ser humanas, pero hay
que reconocer que el interior es un gozo. Toda la creatividad se ha volcado en él para lograr un espacio alegre y sorprendente. Para conseguir un lugar destinado al ocio, lleno de color y abierto a la fantasía donde comprar y disfrutar, también, de los
caprichos del paladar, que son muchos porque, arquitectura aparte, el mercado es excelente.

El Markthal Rotterdam aspira a animar la vida urbana y a hacerla más grata y menos gris. Róterdam, muy próximo a La Haya, destacaba por
tener el puerto más grande de Europa y el segundo del mundo. Ahora, con el nuevo mercado gana en atractivo para cualquiera que visite la ciudad.

Leer más…

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Imperial War Museum - London

Lambeth Road - London SE1 6HZ
Reino Unido


http://www.iwm.org.uk/


Suenan noticias de guerra en demasiados lugares como para no hacerles un hueco, esta vez como valioso punto de interés, en una visita a Londres.

Los museos militares acostumbran a ocupar el último puesto en la lista de prioridades de
cualquier viajero. El tema no suele atraer a quienes no son especialistas en estos asuntos y las instalaciones no alcanzan, salvo excepciones, el nivel de las de los museos orientados al arte y la cultura.

El caso es que el Reino
Unido, como buen imperio, ha tenido una larga tradición militar. Además, con un ejército profesional,  tuvo que engrandecer los hechos de armas para atraer a los ciudadanos al oficio de la guerra. Finalmente, acontecimientos históricos como el centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial hacen inevitable que se eche una mirada a la guerra como parte del pasado y como materia para la reflexión.

El Imperial War Museum de Londres ha estado cerrado para emprender una importante renovación, disponer nuevas galerías dedicadas a la Guerra del 14 y crear un atrio espectacular del que penden aviones, misiles y demás artilugios bélicos
Todo para poner al visitante en contexto sobre la magnitud de recursos y el poder puestos en juego en los enfrentamientos armados.

Armamento pesado de todas clases y menos pesado, una buena documentación y objetos
diversos para recrear escenas y tiempos de guerra son ahora un nuevo aliciente para cualquier visita a Londres. El museo se sitúa en la otra orilla del Támesis -la misma que la New Tate-, ocupa el edificio de un antiguo hospital y la obra de remodelación ha corrido a cargo del celebrado Foster.

Leer más…

miércoles, 13 de agosto de 2014

Museo de la Guerra Fría / Base de misiles de Plokštine


Zemaitijos National Park - Plateliai Visitor Centre
Plungės - Lituania


http://www.zemaitijosnp.lt/en/the-cold-war-exposition/

http://coldwarsites.net/country/lithuania/plokstine-missile-base-museum-of-cold-war

Es un museo único y estremecedor, aunque puede defraudar. Y por ello exige una reflexión.
Se trata de una antigua base de lanzamiento de misiles rusa instalada en Lituania. Una base construida en los años más duros de la guerra fría para cohetes de
corto y medio alcance armados con cabezas nucleares y que apuntaban a Alemania, Gran Bretaña, Noruega y España.

Cohetes relativamente rudimentarios, de cerca de 30 m de altura, ocultos en silos
construidos bajo tierra, con todas las instalaciones de control de lanzamiento, carga de combustible líquido, comunicaciones, autodefensa frente a un ataque nuclear... y rodeados del más absoluto de los secretos.

Una zona natural, hoy un
parque nacional, con vegetación boscosa fue el lugar elegido para la base de misiles. Una pieza del sistema soviético que sostenía la política de disuasión nuclear que oriente y occidente habían establecido como base para un equilibrio del terror que contenía a unos frente a otros.

Las conversaciones de desarme nuclear empezaron por reducir el arsenal de misiles de corto y medio alcance próximos a la frontera entre Rusia y occidente y con el mismo secreto que se construyó la instalación de Plokštine se desmanteló y se retiraron los materiales
ultra secretos con que se había dotado la base. Mas tarde, ladrones en busca de cables y piezas de chatarra contribuyeron a borrar las huellas de lo que había sido el lugar, hasta que intervino es estado y convirtió la base en un museo.

El Museo de la Guerra Fría es un museo testimonial al horror y al despropósito humano. No quedan misiles, ni pantallas, ni el famoso botón con llave que debían apretar al mismo tiempo dos personas para que no fuera solo una quien ejecutara la
decisión de desencadenar la locura. Pero los silos, las grandes tapas en la superficie del suelo, y los pasillos subterráneos con puertas metálicas a prueba de explosiones se mantienen y guardan una importante información
sobre la época y sobre el peligroso modo basado en el terror que las grandes potencias implantaron para mantener la paz.

Terminada la época de la guerra fría, y quién sabe si en el umbral de una versión más actualizada
de las mismas tensiones que enfrentaron hace unas décadas oriente y occidente, la vieja base de Plokštine no deja indiferente a quienes la visitan y resulta un alivio verla, despojada de sus poderosas armas, como el testigo de una época que concluyó.

Leer más…

martes, 15 de julio de 2014

Glacier Skywalk


Columbia Icefield Discovery Center
Icefield Parkway - Banff - Alberta
Canadá

http://www.brewster.ca/rocky-mountains/

Canadá se ha sumado a quienes han hecho de la ingeniería y la arquitectura el medio para mostrar la naturaleza desde otros puntos de vista, desde perspectivas que eran antes imposibles y que permiten ahora
sorprenderse y maravillarse con comodidad y sin riesgo.

Los Icefields son una región en las Montañas Rocosas donde predomina el hielo y la nieve durante la mayor parte del año. El glaciar Athabasca, una enorme
superficie helada accesible mediante pesados vehículos, era hasta ahora la gran atracción del lugar para los visitantes. A sus pies el lago Sunwapa da nombre al valle por el que discurren las aguas del deshielo  del glaciar. Un valle que se transforma en un cañón cuando entra por el estrecho corredor que encuentra entre las montañas

Una atrevida obra de ingeniería ha  sido precisa para construir una pasarela sujeta a la pared del cañón, que se ha inaugurado en mayo del 2014. Se trata de un pasillo, con estudiados elementos arquitectónicos que refuerzan la impresión
de una obra fuertemente innovadora.  Por ella los visitantes pueden andar en la altura y recorrer un tramo del Sunwapa Valley.

Las vistas son magníficas y caminar sobre el corredor, con continuos paneles de información sobre la naturaleza y las
particularidades del lugar, es tan agradable como sorprendente. Aunque la sorpresa mayor se reserva para el final del recorrido, cuando la pasarela se separa de la pared de roca en la que se apoya y vuela en semicírculo sobre el vacío para
ofrecer una vista de pájaro sobre el fondo del cañon y sobre los alrededores. Aquí el suelo de madera cambia por un suelo transparente de cristal que invita a los paseantes a la aventura de atreverse a volar sobre las inquietas aguas del río que discurren al fondo.

Si los Icefields eran una importante atracción para quienes visitaban las Montañas Rocosas del Canadá, ahora el nuevo Glacier Skywalk añade una razón más poderosa  que nunca para detenerse y disfrutar de la emoción de un paseo verdaderamente insólito.

Leer más…

viernes, 20 de junio de 2014

National September 11 Memorial Museum


Lower Manhattan - Nueva York
Estados Unidos


www.911memorial.org/

Con una vida relativamente corta, si se compara con la de las principales capitales europeas, Nueva York ha sabido encumbrar sus propios monumentos, ennoblecerlos y crear en torno a ellos una sólida memoria de sobre su historia reciente.


La tragedia del 11S no podía cerrarse sin un recuerdo que se convirtiera en un poderoso polo de atracción para todos los que visitan la ciudad y en un homenaje permanente a las víctimas. Desde el pasado
mayo (2014) el National September 11 Memorial Museum es una realidad y uno de los lugares imprescindibles para quienes quieran penetrar en el alma de la Gran Manzana, con su enorme vitalidad, su desbordante energía y también con sus tragedias.

El nuevo monumento en memoria del 11 S ha sido el resultado de una cuidadosa reflexión y pretende ser un recuerdo sereno y al mismo tiempo expresivo de la gran catástrofe. El espacio ocupado por las famosas torres gemelas permanece sin construir, llano,
tratando de mantener el vacío que dejó el colapso de ambos edificios y creando un espacio para el sosiego. Dos fuentes, en realidad dos fosos de formas cuadradas se hunden en el suelo en el lugar exacto que
ocupaban cada una de las torres y dejan fluir una cortina de agua que se pierde en el subsuelo como se perdieron vidas e ilusiones.

Y entre ellas se levanta  un edificio de cristal de caras facetadas en el que algunos ven una brillante
joya que expresa el valor de la esperanza y del sacrificio de la ciudad entera y de sus ciudadanos. Paredes transparentes en unas partes, reflectantes en otras, con lineales y opacas en otras más crean un volumen de geometría irregular
que sugiere tanto el descalabro resultante del atentado como la capacidad de sobreponerse a él y dominar sus consecuencias.  Y que quiere ser una transición entre mundos opuestos, entre la superficie iluminada por la luz del sol
y el subsuelo de luces tenues donde se alberga el museo, entre el orden que preside la plaza ajardinada y la dureza que transmite el interior con los dos enormes pilares metálicos rescatados de los edificios en ruinas, entre el bullicio de la vida ciudadana que se desarrolla en la
superficie y el sobrio ambiente de respeto con que el museo rinde homenaje a las víctimas.

El National September 11 Memorial Museum no es un monumento más. Para Nueva York ya es parte de su historia más sentida y para los viajeros una visita obligada si desean acercarse al corazón de la ciudad.

Leer más…

miércoles, 14 de mayo de 2014

Colección de Arte Africano de la Fundación Alberto Jiménez-Arellano Alonso


Palacio de Santa Cruz - Valladolid - España

www.fundacion.jimenez-arellanoalonso.una.es


Una colección de arte africano sorprendente porque se encuentra en Valladolid, en una ciudad que no puede ser más castellana y quizás por ello también una colección poco conocida. Y sin embargo excepcional porque reúne uno de los conjuntos de terracotas africanas más importantes
del mundo.

¿Por qué Valladolid? Porque su universidad apostó por esta colección magnífica y ofreció a la fundación Alberto Jiménez-Arellano un espacio en el histórico palacio de Santa Cruz. La inauguración se produjo hace diez años, pero la exposición ha ido creciendo con obras soberbias y únicas y haciéndose cada vez más interesante.

El número de piezas expuestas no es abrumador. Es más bien pequeño. Pero por su calidad, su variedad, su rareza y su origen es quizás el conjunto expuesto al público mejor del mundo. El plato fuerte está en las terracotas de las culturas subsaharianas
procedentes sobre todo de las cuencas de los ríos Níger y Congo. Terracotas que van desde el siglo V a.C. hasta épocas mucho más recientes y que impresionan por su belleza y por la sensibilidad de los artistas que las ejecutaron.

Junto a las terracotas, se exponen piezas igualmente importantes de temáticas distintas. Entre ellas el conjunto denominado Reino de Oku llama sumamente la atención. Pone el acento en la espiritualidad africana, en ese culto, todavía vivo, a una
naturaleza cuyas fuerzas dominan el mundo de los vivos. Pocas ocasiones hay de contemplar los elementos tan diversos y ricos que nutren la misteriosa y secreta conexión entre el mundo oculto de la magia y de los dioses y el mundo envuelto en sombras
de los humanos. Como pocas ocasiones hay también de ver un diploma oficial, expedido por el gobierno, que da fe de las habilidades curativas de un mago practicante de la 'medicina tradicional'.

La Colección de Arte Africano de la Fundación Alberto
Jiménez-Arellano Alonso es una sorpresa y es una iniciativa de primer nivel que disfrutarán todos quienes sientan interés por el arte y las culturas africanas.

Leer más…